Pizarra de exteriores

1. Base

Para la colocación de pizarra en exteriores, existen unos requisitos específicos. Resultan decisivas las cargas a causa del tipo de esfuerzo y de la base.

Gracias a su gran calidad óptica y técnica, la pizarra se está utilizando cada vez más en los exteriores como revestimiento para el suelo ya que destaca de manera evidente sobre los productos fabricados industrialmente. A la hora de seleccionar un revestimiento para el suelo exterior, es muy importante que éste no resbale. Ésta es una característica de la pizarra son superficie con relieve.

Las piedras naturales labradas para los revestimientos del suelo en exteriores están sometidas a grandes cargas. Una de las más importantes es la humedad. Básicamente, todas las superficies exteriores deben contar con un desnivel de un 1,5 -3 % como mínimo para que no se estanque el agua de la superficie. Además, debe haber las salidas de agua necesarias para facilitar el correspondiente desagüe.

Los revestimientos de exteriores nunca son impermeables. Por ello las capas de base deben desaguar también y registrar el mismo desnivel que el recubrimiento. En las capas de base se deben vincular los niveles de desagüe a las salidas o deben existir canalizaciones.

La absorción de humedad y la resistencia a las heladas de la pizarra están interrelacionadas. La absorción de humedad se encuentra en un <=0,6% con la resistencia a las heladas.
Una piedra se puede considerar resistente a la degradación si se conserva bien en las condiciones climatológicas y colocación para las que se ha previsto.

1.1. Colocación sobre lecho de grava

Los revestimientos del suelo para exteriores sometidos a cargas inferiores se pueden colocar sobre una capa de un grosor de unos 3-5 cm de arena o grava. La base se debería tratar para su endurecimiento y resistencia a las heladas. Para el desagüe véase arriba. El relleno de las juntas se realiza con una arena para juntas compuesta del material de balasto y el propio suelo.

1.2. Colocación sobre lecho de mortero

La colocación se realiza directamente sobre un lecho de mortero de 2 cm de grosor con una capa de hormigón. La superficie de hormigón debe estar limpia, ser adhesiva y lo suficientemente sólida, y carecer de grietas.
El mortero y la pizarra se deberían unir mediante un enlucido de fijación.

Para evitar que penetre humedad, el mortero de junta debería ser lo más impermeable posible. Sin embargo, no cabe descartar la humedad a largo plazo.

1.3. Colocación sobre soportes de esquinas

Las impermeabilizaciones colocadas en la construcción pueden servir de capas conductoras de agua. Sin embargo, para ello se necesita una bajada de agua específica. Las planchas de pizarra con un grosor de 3 cm se colocan sobre capas de 3 cm de altura como mínimo y deben ser estables en todas las esquinas. Como base se pueden utilizar bancadas de hormigón, mortero, plástico o metal inoxidable. En el caso del hormigón y el mortero, las losas se protegen de las eflorescencias de cal con una lámina.


2. Ejemplos de colocación


El grosor de la losa debería ser de unos 2- 3 cm según las necesidades.

2.1. Unión longitudinal

con una o varias anchuras de banda de 15-50 cm, en progresión de 5 cm y diferentes longitudes

2.2. Unión rectangular

con una o varias anchuras de banda de 15-50 cm, en progresión de 5 cm y diferentes longitudes (medidas establecidas), se coloca en unión alternativa o simétrica

2.3. Unión poligonal

la unión típica para la construcción de jardines y terrazas
Las losas con un grosor de unos 2-3 cm tienen pliegues y aristas cortantes.


3. Repisas de ventana

Para las repisas exteriores de ventana recomendamos una superficie pulida, con goterón inferior y estrías superiores. Naturalmente, la superficie también puede tener relieve.


4. Coronas de muro

Se suministran con diferentes grosores y superficie pulida o con relieve. Se recomienda el goterón inferior en los salientes.


5. Monumentos y rocas erráticas

5.1. Monumentos
Las posibilidades de aplicación son extensas. Infórmenos de lo que le interesa. Estaremos encantados de atenderle.

5.2. Rocas erráticas
en todos los tamaños y piedras con formas naturales para la decoración de parques, jardines y placas de monumentos, etc.


6. Decoración del jardín
Con terrazas cubiertas de pizarra, caminos y muros de pizarra (como muro seco o duro) y superficies de elevación cortados o con piedras con formas naturales, también relacionadas con rocas erráticas.

Bookmark and Share

Información técnica